Competencias profesionales específicas en la especialidad de estomatología general integral

Artículo original

 

Competencias profesionales específicas en la especialidad de estomatología general integral

Specific professional competences in the specialty of Comprehensive General Stomatology

 

Dra. Ana Caridad López Vantour1* http://orcid.org/0000-0002-5354-1391

 

1Facultad de Estomatología. Santiago de Cuba, Cuba.

 

*Autor para la correspondencia. Correo electrónico: a.lopez@infomed.sld.cu

 


RESUMEN
Introducción: La formación basada en competencias es uno de los objetivos esenciales de la educación actual y nace como respuesta a las exigencias de lograr una educación de calidad. Esta permite al profesional enfrentar los retos que se le presentan en la vida laboral, a la vez que facilita el desarrollo de habilidades comunicativas, promueven el trabajo en equipo y permiten vincular la teoría con la práctica, entre otros aspectos.
Objetivo: Identificar las competencias profesionales específicas en la especialidad de estomatología general integral.
Métodos: Se realizó un estudio descriptivo y transversal, desde abril hasta julio de 2017, mediante la utilización de la metodología ECLAS. Este se desarrolló en 2 momentos: en el primero se seleccionaron los expertos y se identificaron las competencias clínicas estomatológica; en el segundo, se efectuó la valoración por parte de los estomatólogos pertenecientes a las 5 unidades docentes seleccionadas.
Resultados: En el estudio se identificaron 7 competencias; asimismo, más de 60,0 % de los estomatólogos que las valoraron estuvieron muy de acuerdo y más de 20 % de acuerdo con todas. Solo en las competencias 2, 6 y 7 se encontraron casos aislados en desacuerdo o total desacuerdo. Finalmente, en la valoración general de las 7 competencias por los 113 estomatólogos asistenciales, 71,4 % estuvieron muy de acuerdo y 28,5 % de acuerdo.
Conclusiones: Las competencias identificadas son válidas científicamente para el accionar del egresado en estomatología general integral.
Palabras clave: competencia profesional; capacidad laboral; educación basada en competencias; educación médica.


ABSTRACT
Introduction
: The training based on competences is one of the essential objectives of current education and is born as a response to the demands of achieving a quality education. This allows the professional to face the challenges that are presented in the working life, at the same time that it facilitates the development of communicative skills, promote team work and allow to link theory with practice, among other aspects.
Objective: To identify the specific professional competences in the specialty of comprehensive general stomatology.
Methods: A descriptive and cross-sectional study was carried out from April to July, 2017, by means of using ECLAS methodology. It was developed in 2 moments: in the first one the experts were selected and the clinical stomatologic competences were identified; in the second, the stomatologists belonging to the 5 selected teaching units made the valuation.
Results: In the study 7 competences were identified; also, more than 60.0 % of the stomatologists that valued them were totally in agreement and more than 20 % were in agreement with all of them. Isolated cases were found in disagreement or total disagreement just in the competences 2, 6 and 7. Finally, in the general valuation of the 7 competences by the 113 assistance stomatologists, 71.4 % were totally in agreement and 28.5 % were in agreement.
Conclusions: The identified competences are scientifically valid for the performance of the graduated in Comprehensive General Stomatology.
Key words: professional competence; working capacity; education based on competences; medical education.


 

 

Recibido: 09/01/2019
Aprobado: 24/09/2019

 

 

Introducción

Las universidades contemporáneas deben ser reproductoras y constructoras de valores, conocimientos, habilidades profesionales y cultura, según el momento histórico actual donde la sociedad se desarrolla, y necesitan enfrentar los desafíos de la globalización, la obsolescencia de los conocimientos y la aparición de otros nuevos.(1)
Entre los objetivos actuales de la educación se encuentra la formación en competencias; sin embargo, es importante subrayar que el interés por ellas no surge en el contexto educativo, sino en el mercado laboral en la década de 1870, y fue a partir de 1973 que comenzó a indagarse sobre los criterios científicos definibles relacionados con la eficiencia de las personas en el desempeño profesional y la formación educativa.(1)
Precisamente, el precursor del término competencias fue el destacado lingüista y politólogo norteamericano Noam Chomsky, quien a finales de los 50 y principios de los 60, en su obra Estructuras sintácticas, estudió la competencia lingüística, comprendida como un conocimiento de reglas y principios que regulan el sistema lingüístico con un carácter innato y universal. En la década de 1970 también se destacó como promotor de su utilización el profesor de la Universidad de Harvard David McClelland.(2)
Existe una variedad importante de criterios sobre la definición de las competencias, las cuales son analizadas desde diferentes ángulos y cosmovisiones particulares, según los autores, relacionadas con la cultura y condicionamientos ideológicos, pero todas tienen como base común enlazar la relación básica de saberes y desempeños. Hoy día, hablar de competencias es remitirse a una visión educativa innovadora de reciente aplicación en las aulas.(3)
Conviene citar algunas de estas definiciones de competencia, utilizadas por Guanilo Valdez(4) en su obra Competencias laborales en odontología, por ejemplo: Marelli, la concibe como la capacidad laboral medible eficazmente para producir los resultados deseados; mientras que para Mertens es una construcción a partir de la combinación de recursos (conocimientos, saber hacer, cualidades o aptitudes) y recursos del ambiente (relaciones, documentos, informaciones) que son movilizados para lograr un desempeño. Por su parte, Desauliers la conceptualiza como la capacidad para resolver un problema en una situación dada y Beltrán e Ikeda(5) como una formación psicofísica, construida, holística y teleológica, de diverso grado de complejidad, que un ser humano incorpora voluntariamente para realizarse como persona y que evidencia, mediante una actividad autónoma, reflexiva y responsable, para identificar su necesidad individual o colectiva, y para formular y resolver un problema de forma idónea.
Díaz Díaz(6) al referirse a la formación por competencias señala que permite reconstruir significativamente el conocimiento existente, aprendiendo a aprender, a razonar, a tomar decisiones, a resolver problemas, a pensar con rigurosidad y a valorar de manera crítica el conocimiento y su impacto en la sociedad y en el ambiente.
Del análisis de las definiciones anteriores de deduce que la formación basada en competencias requiere de una perspectiva integral del individuo, donde el conocimiento actúa como un sustrato que dinamiza su condición sistémica y sinérgica, a la vez que constituye un requisito necesario que potencia el desempeño, así como también que evidencia y justifica su vocación teleológica. La educación basada en competencias nace como respuesta a las exigencias de lograr una educación de calidad.(7,8)
Salas et al(9) las clasifican de la manera siguiente:

- Competencias básicas: Son fundamentales para vivir en sociedad y desenvolverse en cualquier ámbito laboral, lo cual posibilita el análisis, la comprensión y la resolución de problemas de la vida cotidiana, además de que constituyen un eje central en el procesamiento de la información de cualquier tipo.
- Competencias genéricas: Son comunes para varias ocupaciones o profesiones.
- Competencias específicas: Son aquellas propias de una determinada ocupación o profesión.

Desde el ámbito de la educación médica es importante la función que desempeña la formación y desarrollo de competencias, pues estas alistan al profesional para enfrentar los retos que se le presenten en la vida laboral y, entre otros aspectos, facilitan el desarrollo de habilidades comunicativas y el pensamiento crítico, a la vez que promueven el trabajo en equipo, favorecen la motivación, vinculan la teoría con la práctica, propician el sentido de responsabilidad, la solidaridad, la ética y el compromiso social; asimismo, se ejercita para la toma de decisiones, se adquiere actitud positiva hacia el cambio y la innovación y, sobre todo, se analiza la resolución de problemas de salud dentro de su ciencia.(10)
Teniendo en cuenta la falta de estudios donde se identifiquen las competencias profesionales específicas que deben reunir los egresados de la especialidad de estomatología general integral, la autora se sintió motivada a realizar la presente investigación con vistas a identificar dichas competencias.

 

 

Métodos

Se realizó un estudio descriptivo y transversal, desde abril hasta julio de 2017, mediante la utilización de la metodología ECLAS,(11) con el objetivo de identificar las competencias profesionales específicas en la especialidad de estomatología general integral.
Este se desarrolló en 2 momentos: en el primero se seleccionaron los expertos según profesión, especialidad, formación académica, grado científico (máster y doctor en ciencias), categoría docente, años de experiencia como docente, categoría investigativa, función que desempeñaba y cargo que ocupaba, luego se autoevaluaron a través del coeficiente de conocimiento (Kc), el cual se calculó de acuerdo con la autovaloración sobre su nivel de conocimiento acerca del problema que se estaba analizando y las fuentes que le permitían argumentar sus criterios, de manera que el universo de expertos quedó conformado por 28 profesionales, quienes participaron en el taller para identificar las competencias; en el segundo, se valoraron las competencias identificadas por los expertos y los estomatólogos que laboraban en las unidades formativas, seleccionadas por un muestreo probabilístico mediante la tabla de números aleatorios. Por tanto, la muestra estuvo conformada por 5 unidades y se escogieron los 113 especialistas en estomatología general integral que se encontraban trabajando entre junio y julio de 2017 en la provincia de Santiago de Cuba.
Los métodos utilizados para el desarrollo de la investigación se sustentaron en los enfoques dialéctico-materialista y hermenéutico-dialéctico para comprender, explicar e interpretar el objeto de investigación. Se utilizó la escala de Likert (categorías muy de acuerdo, de acuerdo, en desacuerdo y muy en desacuerdo), para determinar la valoración de cada experto y estomatólogo seleccionado, según sus criterios y experiencias. Se empleó el porcentaje como medida de resumen.
La investigación se realizó según los estándares éticos y científicos establecidos en la actualización de la Declaración de Helsinki, en la Asamblea Médica General y se solicitó el consentimiento informado con la consecuente confidencialidad de los participantes.

 

 

Resultados

En relación con los expertos, todos manifestaron estar muy de acuerdo con las 14 competencias identificadas inicialmente. Después del procesamiento de estas, en el cuadro se aprecian las 7 competencias identificadas finalmente por el grupo de expertos en el taller de socialización.
Del grupo de estomatólogos que valoraron las competencias (tabla), más de 60,0 % estuvo muy de acuerdo con cada una de ellas y más de 20,0 % en acuerdo con todas. Solo se encontraron casos aislados en desacuerdo o total desacuerdo en las competencias 2, 6 y 7, pero no superaron 4,0 % de la población encuestada. Estos últimos resultados aportan cifras no representativas que pudieran invalidar dichas competencias.
Finalmente, los 113 estomatólogos asistenciales valoraron de manera general las 7 competencias y de ellos 71,4 % quedaron muy de acuerdo y 28,5 % de acuerdo.

 

 

Discusión

Del desempeño de los estomatólogos depende en gran medida la salud bucal de la población atendida en los servicios estomatológicos; por tanto, dicha atención requiere del dominio de aspectos clínicos y de procedimientos especializados, para lo cual es imprescindible la integración de conocimientos, habilidades, conductas, actitudes, aptitudes y motivaciones, que respondan debidamente a las funciones y tareas como resultado de un proceso relacionado con la experiencia, la capacitación y la calificación de los profesionales de la estomatología, lo que propicia una adecuada competencia en la atención estomatológica.
Las competencias profesionales específicas exigen una responsabilidad máxima, ya que se ejecutan en una formación integral superior, sobre todo las competencias laborales en el sector de la salud, pues al trabajarse con seres humanos implica una mayor responsabilidad y, de hecho, mayor nivel y exigencia.(12,13) (Consejo Provincial de Sociedades Científicas de la Salud. Santiago de Cuba. Taller Territorial de Expertos en Competencias Clínicas Estomatológicas. Dictamen 033/18. Tomo/Folio/1/4118).
En la serie, para confirmar la pertinencia de las competencias profesionales específicas en la atención a los pacientes con afecciones clínicas estomatológicas se aplicó la escala Likert a los profesionales que laboraban en los servicios estomatológicos, quienes son los responsables de desarrollar las competencias identificadas.
La estomatología general integral surgió, como especialidad, en la década de los noventa del siglo pasado, dado el desarrollo del Sistema Nacional de Salud y la aplicación del modelo de atención primaria, con una concepción totalmente diferente en la solución de los problemas de la comunidad, la familia y el individuo, con un enfoque biosocial en el que prevalen los criterios de la promoción de salud y la prevención de enfermedades, por lo que se define como la rama de la estomatología que integra lo biológico y lo social, lo preventivo y lo curativo, todo ello en relación indisoluble con el entorno físico, biológico y social en que vive el hombre.(14,15)
Díaz Pérez(16) en su tesis Modelo didáctico del proceso de formación de competencias profesionales específicas en la especialidad de estomatología general integral, identificó 8 competencias profesionales específicas para el especialista en cuestión, y recomendó profundizar en cada una de ellas.
Se concluye que los resultados fueron significativos en cuanto al rango de todas las competencias, pues la mayoría clasificaron en las escalas de muy de acuerdo y de acuerdo, por lo cual se considera que las 7 competencias identificadas y valoradas científicamente son efectivas para elevar la calidad de la atención estomatológica a la población. La interpretación de las valoraciones aportadas demuestra la importancia de la propuesta, al resaltar su trascendencia para el perfeccionamiento del modo de actuación del profesional de la estomatología durante la atención en los servicios estomatológicos.

 

 

Referencias bibliográficas

1. Batista Hernández N, Valcárcel Izquierdo N, Real Zumba E. Desarrollo de la competencia emprendimiento: una necesidad en la formación integral del estudiante. Rev Dilemas Contemporáneos: Educación, Política y Valores. 2017 [citado 23/05/2018];1(36). Disponible en: http://files.dilemascontemporaneoseducacionpoliticayvalores.com/200003571-b795eb8920/17-9-36.%20Desarrollo%20de%20la%20competencia%20de%20emprendimiento.....pdf
2. Ortiz García M. Modelo pedagógico para el mejoramiento del desempeño docente con enfoque de competencias en la especialidad de pediatría [Tesis doctoral]. La Habana: Universidad de Ciencias Médicas; 2017.
3. Jaik Dipp A, Ortega Rocha E. Nivel de dominio de las competencias investigativas de los alumnos de posgrado. XI Congreso Nacional de Investigación Educativa. 2017 [citado 23/05/2018]. Disponible en: http://www.comie.org.mx/congreso/memoriaelectronica/v11/docs/area_04/0552.pdf
4. Guanilo Valdez CP. Competencias laborales en Odontología [tesis]. Perú: Universidad Peruana Cayetano Heredia; 2007 [citado 21/05/2016]. Disponible en: http://www.sena.gov.com/876/articles/html
5. Beltrán R, Ikeda MC. Aprendizaje basado en competencias. Lima: Universidad Peruana Cayetano Heredia; 2006.p.78-99.
6. Díaz Díaz AA. Modelo de evaluación de los procesos formativos de los residentes en medicina general integral Educación Médica Superior. 2014;28(1):127-44. Disponible en: http://www.ems.sld.cu/index.php/ems/article/view/399/149
7. Ortiz García M, Vicedo Tomey AG, García Capote J. Competencias, ética y valores en la formación del especialista de pediatría. Rev Haban Cienc Méd. 2016 [citado 23/05/2018];15(2):247-58. Disponible en: http://scielo.sld.cu/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1729-519X2016000200012
8. Marrero Sánchez O, Pérez Zulueta MA. Competencias investigativas en la educación superior. Rev RES NON VERBA. 2014 [citado 28/03/2018]. Disponible en: http://biblio.ecotec.edu.ec/revista/edicionespecial/COMPETENCIAS%20INVESTIGATIVAS%20EN%20LA.pdf
9. Salas Perea RS, Salas Mainegra A. Modelo formativo del médico cubano. Bases teóricas y metodológicas. La Habana: Editorial Ciencias Médicas; 2017.
10. González Pérez J. Situación actual y retos para la Universidad de Ciencias Médicas de La Habana, curso 2015-2016. Rev Haban Cienc Méd. 2015 [citado 05/11/2015];14(5). Disponible en: http://www.revhabanera.sld.cu/index.php/rhab/article/view/1062/843
11. Urbina O, Soler SF, Otero CM. Identificación de competencias en el profesional de enfermería del Servicio de Neonatología. Educ Med Super. 2005 [citado 02/07/ 2017];19(2). Disponible en: http://scielo.sld.cu/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0864-21412005000200005
12. González García TR. Modelo para el desarrollo de competencias investigativas con enfoque interdisciplinario en tecnología de la salud [Tesis doctoral]. La Habana: Universidad de Ciencias Médicas; 2017.
13. Véliz Martínez PL, Jorna Calixto AR, Berra Socarrás EM. Consideraciones sobre los enfoques, definiciones y tendencias de las competencias profesionales. Educ Med Super. 2016 [citado 07/08/2018];30(2). Disponible en: http://scielo.sld.cu/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0864-21412016000200018
14. Organización Panamericana de la Salud. Organización Mundial de la Salud. 67ª Asamblea Mundial de la Salud. Discurso del Presidente de la Asamblea Mundial de la Salud Roberto Morales Ojeda. Ginebra: OPS/OMS; 2014.
15. Cuba. Ministerio de Salud Pública. Plan de estudios de la especialidad en Estomatología general Integral. La Habana: MINSAP; 2004.
16. Díaz Pérez CA. Modelo didáctico del proceso de formación de competencias profesionales específicas en la especialidad de Estomatología General Integral. [Tesis doctoral] Guantánamo: Universidad de Ciencias Médicas; 2013 [citado 12/09/2018]. Disponible en: http://tesis.repo.sld.cu/697/1/TESIS_COMPETENCIAS.pdf




Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial 4.0 Internacional.