Caracterización clinicoepidemiológica de niños argelinos con enfermedades infecciosas

Comunicación breve

 

Labor preventiva e implementación de estrategias docentes durante la COVID-19 en la Universidad de Ciencias Médicas de Santiago de Cuba

Preventive work and implementation of teaching strategies during Covid-19 in the University of Medical Sciences from Santiago de Cuba

 

Dra. Grethel Cisneros Domínguez1* https://orcid.org/0000-0002-5331-0382

Dr. Jorge Carlos Abad Araujo1 https://orcid.org/0000-0001-8246-659X

Lic. Irene Cruz Martínez1 https://orcid.org/0000-0001-5267-5673

Dra. Carmen María Cisneros Domínguez2 https://orcid.org/0000-0002-0608-3316

 

1Universidad de Ciencias Médicas. Santiago de Cuba, Cuba.

2Hospital Provincial Clinicoquirúrgico Saturnino Lora Torres, Universidad de Ciencias Médicas. Santiago de Cuba, Cuba.

 

*Autor para la correspondencia. Correo electrónico: grethel.cisneros@infomed.sld.cu

 

RESUMEN

Ante la inminente situación mundial a partir del brote de la COVID-19, las organizaciones  Mundial y Panamericana de la Salud, han trabajado en el control del virus. El sistema de salud cubano, a través del actuar comunitario con estudiantes y profesores, unido a la labor preventiva, permitió mitigar el riesgo que constituye esta enfermedad para la salud. A tales efectos, se comenta brevemente sobre la organización docente en la Universidad de Ciencias Médicas de Santiago de Cuba, donde, de forma virtual y bajo condiciones diferentes, se diseñó un nuevo escenario docente para garantizar la culminación de las asignaturas que no forman parte del currículo base del plan de estudio vigente, según las carreras y los diferentes años académicos.

Palabras clave: pandemia; COVID-19; prevención; formación médica; educación en el trabajo; educación a distancia; Universidad de Ciencias Médicas.

 

ABSTRACT 

In view of the imminent world situation taking the COVID-19 outbreak as a starting point, the Health World and Pan-American organizations, have worked in the control of virus. The Cuban health system, through community performance with students and professors, along with preventive work, allowed to mitigate the risk that this disease constitutes for the human health. To such effects, it is briefly commented on the teaching organization in the University of Medical Sciences from Santiago de Cuba, where, in a virtual way and under different conditions, a new teaching scenario was designed to guarantee the ending of the subjects that are not part of the basic curriculum in the existing plan of study, according to the careers and the different academic years. 

Key words: pandemic; COVID-19; prevention; medical training; work education; distance education; University of Medical Sciences.

 

 

Recibido: 27/08/2020

Aprobado: 10/09/2020

 

 

Introducción

Uno de los desafíos más importante de la salud pública a escala mundial, y quizás de este siglo XXI, lo constituye el combate a un nuevo coronavirus nombrado síndrome respiratorio agudo severo coronavirus 2 (SARS-CoV-2). Al respecto, el 31 de diciembre de 2019, la Organización Mundial de la Salud (OMS) informó sobre la existencia de un grupo de 27 pacientes con neumonía de causa desconocida en la ciudad de Wuhan, China. El 7 de enero de 2020, las autoridades sanitarias de ese país plantearon un nexo epidemiológico de estos pacientes con un mercado mayorista de marisco, pescado y animales vivos, algunos de los casos eran  clientes o vendedores.(1,2) La estrategia de contención y diseminación de la enfermedad promovida por la OMS fue el aislamiento de todos los pacientes infectados y sospechosos, la vigilancia a sus contactos y la obtención de los datos clínicos y epidemiológicos. (1)

El 12 de enero 2020, la OMS dio el nombre de COVID-19 a la nueva neumonía. La rápida propagación del virus hizo que el brote inicial en China diera origen a la pandemia de COVID-19; en tanto, el  13 de enero, se presenta el primer caso fuera de China, en Tailandia. (2)

Como bien se conoce, esta enfermedad produce síntomas similares a la gripe, entre los que se incluyen fiebre, tos seca, disnea, mialgia y fatiga.​ En los pacientes graves produce neumonía, síndrome de dificultad respiratoria aguda, sepsis​ y estado de choque séptico que, según la OMS, conduce a cerca de 3,75 % de los infectados a la muerte.​ No existe tratamiento específico y las medidas terapéuticas principales consisten en aliviar los síntomas y mantener las funciones vitales.​ (2,3)

La transmisión del SARS-CoV-2 se produce mediante pequeñas microgotas de Flügge,  que se emiten al hablar, estornudar, toser o espirar, que al ser despedidas por un portador, incluso sin síntomas de la enfermedad o estar en período de incubación, pasan directamente a otra persona mediante la inhalación o quedan sobre los objetos y superficies cercanos a quien las emite, y luego, a través de las manos entran en contacto con las mucosas bucales, nasales y oculares, al tocarse la boca, la nariz o los ojos.(3,4) Esta última es la principal vía de propagación, ya que el virus puede permanecer hasta por días en cualquier objeto carente de vida o sustancia, que si se contamina con algún patógeno es capaz de transferirlo de un individuo a otro. (3)

Los síntomas aparecen entre 2 y 14 días, con 5 días como promedio después de la exposición al virus.(3,4)

Desde el 11 de marzo la OMS declaró oficialmente a la COVID-19 como una pandemia, lo que indicaba que el virus ya se había extendido por muchos países.(1,2) En esta misma fecha Cuba  informó los 3 primeros casos confirmados de la enfermedad, se trataba de 3 turistas de nacionalidad italiana, provenientes de la región de Lombardía, al norte de Italia. (5)  

Cuba, a través del sistema de salud cubano, ha hecho posible entender la prevención de la enfermedad desde 2 elementos: primero, la voluntad política expresa de que la salud de las personas es prioritaria y segundo, la anticipación al riesgo, la prevención y el control del coronavirus.(5) 

 

 

Acciones preventivas desarrolladas por los estudiantes de la Universidad de Ciencias Médicas de Santiago de Cuba durante la COVID-19

La Resolución 82/2020 sobre emergencia sanitaria, en su Resuelvo décimo primero establece reorganizar el curso académico de pregrado y posgrado de todas las carreras de las universidades de ciencias médicas y utilizar la modalidad a distancia para continuar la adquisición de conocimientos previstos para la presente etapa, así como desarrollar las actividades de la lucha antiepidémica aprobadas para los estudiantes del sector, mediante la educación en el trabajo, modelo que caracteriza la formación académica en las ciencias de la salud.(6)

En la Universidad de Ciencias Médicas de Santiago de Cuba, ante el llamado inminente del Estado, el Gobierno y el Ministerio de Salud Pública para realizar acciones preventivas, educativas y formativas durante la COVID-19, y desde el pregrado, el estudiantado universitario dio un paso al frente.

Junto a medidas de probada efectividad, y como uno de los eslabones del sector sanitario, se hace necesario reconocer la estrategia desarrollada por dicha Universidad con la incorporación de los estudiantes de las diferentes carreras a la pesquisa activa en las comunidades del territorio, con una participación meritoria y como parte del trabajo comunitario integrado, contemplado en los programas curriculares de las carreras de las ciencias médicas. 

Para llevar a cabo estas acciones de prevención, tanto estudiantes como profesores fueron capacitados previamente, lo que les permitió cumplir con los protocolos establecidos, teniendo como prioridad la integración de elementos epidemiológicos, clínicos y preventivos de la infección, con vistas a cumplir con alta responsabilidad esta tarea emergente,  a partir de los escenarios de  la atención primaria de salud, y que transcendiera al resto de los niveles, todo lo cual permitió brindar a la población atención, seguridad y control ante la enfermedad.

Entre las actividades realizadas  por los estudiantes de este centro universitario, como parte de la labor de pesquisa activa durante la COVID-19, figuraron la búsqueda de pacientes sintomáticos respiratorios en cada vivienda, sin descuidar el cumplimiento de las medidas higiénico-sanitarias en el orden epidemiológico y la participación en audiencias sanitarias en diferentes comunidades,  que incluye a los municipios de la provincia y algunos centros laborales pertenecientes a la comunidad asignada, lo que les propició de manera directa ampliar sus conocimientos y elevar la percepción del riesgo en diferentes grupos poblacionales.  En fin, se han convertido en protagonistas en esta etapa, por lo que puede decirse que se han crecido  y fortalecido en tiempos de pandemia.

Esta acción de vigilancia en salud, parte de su esencia curricular, ha permitido a los estudiante de las ciencias médicas relacionarse directamente con uno de los modos de actuación del profesional: la prevención de riesgos y enfermedades, que además de la acción de salud en sí, ha estado cargada de valores propios de la profesión, tales como la responsabilidad, la disciplina, el humanismo, la colaboración y el trabajo en equipo. Sin lugar a dudas, la labor durante este período ha sido una experiencia singular para esta generación de futuros profesionales de la salud.

Por otra parte, entre los mensajes preventivos que asumieron los estudiantes se encontraban: el lavado frecuente de las manos con agua y jabón, la utilización de geles desinfectantes o solución con alcohol al 70 %, el distanciamiento físico entre las personas, evitar saludos de besos y manos, el uso de mascarillas, el autoaislamiento y el seguimiento de las personas sospechosas de estar infectadas, evitar el contacto con personas con síntomas o enfermedades respiratorias, cubrir la nariz y la boca con el antebrazo al estornudar o toser, utilizar pañuelos desechables o lavarlo correctamente, consumir alimentos bien cocinados,  utilizar agua potable, no tocarse la cara con las manos sucias, sobre todo los ojos, la nariz y la boca, así como limpiar y desinfectar superficies de uso común en el hogar y oficinas, entre otros sitios.(7,8)

Todas estas acciones relacionadas con la higiene personal y colectiva permitieron a los estudiantes aplicar los conocimientos relacionados con la promoción de salud, con la comunicación y con las técnicas de educación en salud aprendidas.

Igualmente, se brindó atención preventiva a toda la población, dígase niños, embarazadas, personas de la  tercera edad y otras con enfermedades asociadas como diabetes mellitus, hipertensión arterial, afecciones respiratorias, cardiovasculares o inmunodeficiencias, que implican un riesgo mayor de contraer la enfermedad y presentar complicaciones graves,(8)  a la vez que dieron la orientación oportuna de  permanecer  en los hogares tanto como fuera posible.

Desde el punto de vista curricular, esta acción le ha permitido reforzar los conocimientos relacionados con el enfoque de riesgo, identificar grupos vulnerables, así como realizar acciones específicas de prevención, que al ser sistematizados a través del trabajo comunitario, se convierten en habilidades relacionadas con el perfil del egresado.

En este accionar comunitario, desarrollado con responsabilidad y alto sentido del deber, participaron un total de 4 590 estudiantes vinculados directamente a la atención primaria, acompañados por más de 400 profesores, cuyas áreas de salud pertenecieron al territorio santiaguero, que incluyó zonas de los 9 municipios de la provincia.

Como parte del resumen estadístico diseñado en este centro universitario, a manera de parte diario, se registraron más de 16 948 823 viviendas visitadas, para un total de 40 420 382 personas pesquisadas, de las cuales 21 330 presentaron síntomas respiratorios, lo que permitió organizar las acciones del sector de la salud dirigidos a los sintomáticos respiratorio y aplicar los protocolos establecidos.

Conjuntamente con las acciones de pesquisa activa no se detuvo la autopreparación de los estudiantes, a partir de las orientaciones recibidas en cada una de las asignaturas. De este modo, se crearon espacios de intercambio virtual entre los propios estudiantes y entre estos y sus profesores a través de los grupos de  WhatsApp, lo que puede asumirse como una nueva modalidad del trabajo en equipo y que modifica el rol del tutor en el proceso de enseñanza-aprendizaje.

Esta situación impuso un nuevo escenario docente: las plataformas virtuales, lo que garantizó el desarrollo y culminación de algunas asignaturas que no forman parte del currículo base.(6) Esta es una modalidad sugerente, atractiva y dinámica que permitió la incorporación y fortalecimiento de las tecnologías de la información y las comunicaciones en la formación de los estudiantes, que no impidió la autopreparación, organización y continuidad del semestre correspondiente al curso escolar 2019-2020.

Esta reorganización está encaminada a la organización del proceso formativo, de manera tal que pudiera darse continuidad ―desde la modalidad de la educación a distancia― a todas las asignaturas en las diferentes carreras, a partir del trabajo metodológico de los colectivos pedagógicos, que permitió el diseño de un grupo de materiales didácticos, guías de estudio y otros recursos para la enseñanza, puesto a disposición de los estudiantes a través del aula virtual Univers.

A partir de la esencia de que el estudiante de las ciencias médicas desarrolla el trabajo comunitario integrado, como parte de su formación, el Ministerio de Salud Pública emitió la Resolución 132/2020, que norma las indicaciones y orientaciones  metodológicas para la reorganización y culminación del curso escolar 2019-2020 en las diferentes carreras, teniendo en cuenta la situación epidemiológica por la COVID-19, que fue amparada en la Resolución 49 del 7 de mayo del 2020,(9) del Ministro de Educación Superior.

A partir de lo establecido algunas asignaturas pudieron culminar por medio de tareas docentes, trabajos extraclases, intercambios realizados y por la propia actividad de pesquisa activa, lo que permitió asumir los criterios evaluativos para emitir la calificación de dichas asignaturas.

La autopreparación de los estudiantes en diferentes contenidos teóricos permitirá que en la continuidad del curso escolar, durante la etapa de recuperación, puedan desarrollar aquellas habilidades derivadas del currículo base que tienen un vínculo directo con problemas de salud, a lo que también contribuirá el asesoramiento de los tutores, pero siempre  teniendo en cuenta la responsabilidad individual, por lo que el momento presencial debe favorecer la calidad en el proceso formativo.

El accionar de los estudiantes y profesores de las ciencias médicas de Santiago de Cuba en esta etapa de pandemia ha sido reconocido por las máximas autoridades del Gobierno, el Partido y el Consejo de Defensa Provincial, por lo que esta acción curricular constituye un elemento de incuestionable trascendencia en la formación de los profesionales de la salud del territorio, lo que ha promovido una nueva visión del proceso formativo y una nueva dimensión del trabajo metodológico desde las bondades de las plataformas interactivas, donde la prevención ha sido el motor impulsor de estos nuevos cambios.

 

 

Conclusiones

Cuidar la salud de todo el pueblo y prevenir enfermedades es una premisa fundamental del Sistema Nacional de Salud cubano, lo que es aplicable desde el proceso formativo en todas las carreras de las ciencias médicas. Enaltece ver cómo ese contingente de batas blancas, cuya formación nace, crece y se desarrolla en este centro universitario, se creció como una fuerza motriz imprescindible en la respuesta  ante la COVID-19, y ha sabido poner en alto el nombre de los futuros profesionales desde los primeros años de la carrera, por lo que contribuyen así  a su formación integral y a elevar la vocación humanista y solidaria heredada de la Revolución, teniendo como requisito indispensable brindar salud a toda la población desde la actuación preventiva, sin descuidar la formación docente en situaciones  complejas como lo ha sido la segunda etapa del curso 2019-2020.

 

 

Referencias bibliográficas

1. Organización Mundial de la Salud. Neumonía de causa desconocida.  Ginebra: OMS; 2020 [citado 03/08/2020].  Disponible en: https://www.who.int/csr/don/05-january-2020-pneumonia-of-unkown-cause-china/es/

2. Organización Mundial de la Salud. Nuevo coronavirus.  Ginebra: OMS; 2020 [citado 03/08/2020]. Disponible en: https://www.who.int/csr/don/12-january-2020-novel-coronavirus-china/es/

3. Amodio E, Vitale F, Cimino L, Cassucio A, Tramuto F. Outbreak of novel coronavirus (SARS-Cov-2): first evidences from international scientific literature and pending questions. Health Care. 2020 [citado 03/08/2020];8(1). Disponible en: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC7151147/

4. Coronavirus Resource Center. Coronavirus COVID-19 Global Cases by the Center for System Science and Engineering at John's Hopkins University [citado 03/08/2020] Disponible en: https://coronavirus.jhu.edu/map.html

5. Cuba. Ministerio de Salud Pública. Dirección de Registros Médicos y Estadística de Salud. Anuario Estadístico de Salud 2019. La Habana: MINSAP; 2020 [citado 03/08/2020]. Disponible en: https://files.sld.cu/bvscuba/files/2020/05/Anuario-Electr%C3%B3nico-Espa%C3%B1ol-2019-ed-2020.pdf

6. Cuba. Ministerio de Justicia. Ministerio de Salud Pública. Gaceta Oficial No. 19 Extraordinaria. Resolución 82/2020 [citado 03/08/2020]. Disponible en:

https://www.gacetaoficial.gob.cu/sites/default/files/goc-2020-ex19_0.pdf

7. Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades. Coronavirus 2019 (COVID-19 [citado 03/08/2020]. Disponible en: https://espanol.cdc.gov/coronavirus/2019-ncov/index.html?CDC_AA_refVal=https%3A%2F%2Fwww.cdc.gov%2Fcoronavirus%2F2019-ncov%2Findex-sp.html

8. Higiene de las manos para prevenir el COVID-19, México; 2020 [citado 03/08/2020].  Disponible en: https://higieneambiental.com/aire-agua-y-legionella/higiene-de-las-manos-para-prevenir-el-covid-19

9. Cuba. Ministerio de Educación Superior. Gaceta Oficial No. 24 Extraordinaria.  Resolución 49/2020.  Adecuaciones de los procesos de continuidad y culminación de estudios en los cursos académicos 2019-2020 y 2020-2021. La Habana, 9 de mayo 2020 [citado 24/08/2020]. Disponible en: https://www.gacetaoficial.gob.cu/es/gaceta-oficial-no-24-extraordinaria-de-2020

 

 

Conflictos de intereses

Los autores declaran que no existen conflictos de intereses

 

Contribución de los autores

Dra. Grethel Cisneros Domínguez: Conceptualización de las ideas, formulación o evolución de metas y objetivos generales de la investigación. Aprobación del informe final (40 %).

Dr. Jorge Carlos Abad Araujo: Desarrollo y diseño metodológico (20 %).

Lic. Irene Cruz Martínez: Redacción del manuscrito, creación, preparación y revisión de los comentarios (20 %).

Dra .Carmen María Cisneros Domínguez: Redacción del manuscrito,  creación, preparación y revisión de los comentarios (20 %).

 





Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial 4.0 Internacional.